jueves, 9 de octubre de 2014

VIENTO DE CARA








EL PRISIONERO


En el mismo ritual poético de siempre

sobre las sombras del teatro sólo ella respira en libertad:

Hace que ocurra algo extraordinario.

La escucho, y también respiro,
lejos de mi poesía que ya sólo habla del miedo,
de ser el hombre que, en la oscuridad,
descansa de espaldas al amor,
que se despide de la belleza al amanecer
con la voz helada y grave
de quien ya no lucha y sólo es
alguien que simplemente pasa por la vida.

Yo deseo volver al origen de las palabras,
amar la joven revolución de sus piernas infinitas
y soñar a su lado que soy Pablo Neruda.

No veo más remedio que seguirla.

Cuando se trata de la vida
la muerte es un personaje secundario
sentado en primera fila.

Abel Santos.
De DEMASIADO JOVEN PARA EL BLUES.
Antología personal 1998-2014,
este noviembre en librerías.






Viento de cara, de Supersubmarina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

comentarios