viernes, 19 de mayo de 2017

ENTREVISTA CAPOTIANA A ABEL SANTOS

El periodista y escritor
Truman Capote, en 1959

En 1972, Truman Capote publicó un original texto que venía a ser la autobiografía que nunca escribió. Lo tituló «Autorretrato» (en Los perros ladran, Anagrama, 1999), y en él se entrevistaba a sí mismo con astucia y brillantez. Aquellas preguntas que sirvieron para proclamar sus frustraciones, deseos y costumbres, ahora, extraídas en su mayor parte, forman la siguiente «entrevista capotiana», con la que conoceremos la otra cara, la de la vida, de Abel Santos.

Si tuviera que vivir en un solo lugar, sin poder salir jamás de él, ¿cuál elegiría?
El sitio donde se ama, que es la única salida de este laberinto.

¿Prefiere los animales a la gente?
Sí. Los perros me saludan por la calle; no puedo decir lo mismo de mis vecinos.

¿Es usted cruel?
Conmigo mismo sí, he cometido algunos errores insalvables y por ello soy autoexigente. Pero con los demás no soy para nada cruel, soy incluso condescendiente, aunque no apruebe su comportamiento.

¿Tiene muchos amigos?
Tengo unos cuantos y de los de verdad. Pero busco estar a solas, la mayor parte del tiempo.

¿Qué cualidades busca en sus amigos?
Creatividad. Sentido del humor. Respeto. Sensibilidad.

¿Suelen decepcionarle sus amigos?
Quienes me decepcionaron no eran amigos, tampoco enemigos. Sólo gente mediocre que se autocompadecían de los retos que medían su fuerza, talento o moral. 

¿Es usted una persona sincera? 
Soy transparente, no tengo ningún misterio. Mi rostro no puede disimular mis emociones.

¿Cómo prefiere ocupar su tiempo libre?
El tiempo ya está ocupado por el tiempo. Sólo queda crear (escribir, leer, escuchar música, respirar, besar, amar) una salida para escapar a tiempo del tiempo.

¿Qué le da más miedo?
No envejecer al lado de mi mujer.

¿Qué le escandaliza, si es que hay algo que le escandalice?
La ternura, tan ausente en estos tiempos supuestamente liberales, pero que en realidad siguen escondiendo los sentimientos más profundos y la identidad. 

Si no hubiera decidido ser escritor, llevar una vida creativa, ¿qué habría hecho?
Revisor en un tren de largo recorrido.

¿Practica algún tipo de ejercicio físico?
Soy amaxofóbico, y como no conduzco ningún vehículo, suelo caminar mucho.

¿Sabe cocinar?
No mucho. Sobrevivo.

Si el Reader’s Digest le encargara escribir uno de esos artículos sobre «un personaje inolvidable», ¿a quién elegiría?
Johnny Cash.

¿Cuál es, en cualquier idioma, la palabra más llena de esperanza?
Tiempo. Es el dios más próximo y demostrable de la humanidad. Aunque hay cosas de las que ni al tiempo le está permitido hablar sobre los misterios de la existencia.

¿Y la más peligrosa?
Religión.

¿Alguna vez ha querido matar a alguien?
No. Aunque algunos se merecen la conciencia, la muerte que causa el arrepentimiento con los ojos bien abiertos.

¿Cuáles son sus tendencias políticas?
Ninguna. Demócrata, en todo caso. Pero como no soy materialista ni ambiciono el dinero no tengo esa política personal.

Si pudiera ser otra cosa, ¿qué le gustaría ser?
Cómico.

¿Cuáles son sus vicios principales?
Después de haber sido adicto a las drogas durante 8 años ahora mismo mis únicos vicios son el tabaco, el café, la música, y la tranquilidad.

¿Y sus virtudes?
Soy un soñador al que se le han concedido importantes sueños a base de perseguirlos.

Imagine que se está ahogando. ¿Qué imágenes, dentro del esquema clásico, le pasarían por la cabeza?
Pasarían ante mí todas las situaciones en las que elegí no dar un trago de agua.


Toni Montesinos GilbertEntrevista publicada originalmente en el blog
ALMA EN LAS PALABRAS


lunes, 1 de mayo de 2017

DE LÁGRIMAS Y ROSAS



El pasado domingo 23 de abril, Día de Sant Jordi, presenté mi nuevo poemario "Las lágrimas de Chet Baker caen a piscinas doradas", en Casa del Libro Centro Comercial Splau, de Cornellá de Llobregat.
Fui acompañado de mis queridos camaradas Jesús Vera y Alfredo Segarra, que hablaron de mi vida y obra. Una amistad que comenzó hace cuatro años, cuando Jesús Vera, que trabaja en radio y otros medios de comunicación, hizo un vídeo-book de mi poema "La isla". Jesús Vera fue mi voz durante un tiempo, ya que decidí años atrás no recitar en público.
Al novelista Alfredo Segarra lo conocí al coincidir en una asociación de escritores a la que entonces pertenecíamos. De ahí salió otra profunda amistad.
Han estado siempre ahí cuando ha hecho falta, y como dijo mi editor Pedro Gascón cuando vino a Barcelona en noviembre, a la primera presentación que hice del libro, somos un grupo de autores muy cercano, cálido, amistoso. Y así fue esta vez en Casa del Libro.
Gracias al público asistente, que podría haber estado en cualquier otra parte ese día de Libros y Rosas, y que decidió acercarse a escucharnos.
De momento, nadie tendrá que ser mi voz.
Seguiré dando Lágrimas y Rosas.

Fuerte abrazo,
Abel Santos







El primero de mis poemas
que Jesús Vera leyó en radio, hace 4 años.

viernes, 21 de abril de 2017

RECITAL DÍA DE SANT JORDI


A la venta en librerías Casa del libro, El Corte Inglés, Amazon, La Central, La Isla de Siltolá, Agapea Libros, Chamán Ediciones Web, o pídelo en tu librería habitual.

También puedes adquirirlo este domingo 23 de abril, Día de Sant Jordi, en el recital que hago del libro a las 17h en Casa del Libro Centro Comercial Splau de Cornellá (Avenida Baix Llobregat S/N), y así charlamos, te lo firmo y te doy un fuerte abrazo.

Que la música no pare de sonar.



VE HASTA EL FINAL

Frente al espejo
atrás quedaron las drogas,
las notas de rechazo a tus poemas,
los filos de navaja
al doblar las esquinas
de la boca del lobo,
los 12 años de autodesprecio.
Mira adonde has llegado:
eres ese ejemplar firmado de tu libro
que Iribarren le dio a Diego Vasallo
en la barra del bar
donde actuaba Rafael Berrio,
y también los adjetivos
de fuerza y de profesionalidad
que te dio uno
de los mejores autores
de novela negra
tras una de tus lecturas.
Y aunque bien podrías decirte a ti mismo:
"Ya puedes morirte tranquilo",
todo poeta sabe que para morir en paz
tiene que ir hasta el final.

Abel Santos

domingo, 2 de abril de 2017

LA DESCONOCIDA





LA DESCONOCIDA


La joven extranjera
que le preguntó a otro tipo
—no muy distinto a mí—
cómo llegar al centro,
donde yo sé que alguien
te esperaba.
                    (Entre mil poetas
y un solo poema.)
                                Pero tú
―que eres todas ellas―
te vas, te vas
y no recuerdas
este instante, este día

que yo no podré olvidar.


Inédito
©Abel Santos
Todos los derechos reservados en CEDRO

domingo, 19 de marzo de 2017

ESENCIA, 1998


Sois muchos los que me habéis pedido a lo largo de estos años leer algún poema de mi primer libro publicado en 1998 Esencia. Yo contaba entonces con tan sólo 22 años, y mi escritura era diferente. Sólo decir que debo mucho a aquel libro romántico, religioso y hasta conservador. Hoy, casi 20 años después, tengo la idea de reeditarlo, ya que el amor me ha devuelto a mi esencia, la que perdí, como ya sabéis, con mi época de excesos y escepticismo.
Este libro estaba pensado para aquellas personas que luchan por algo más que gloria o fortuna, personas que como yo, de nuevo, buscan las esencia de las cosas.
Espero sea de vuestro agrado este poema que abría el libro.






SEÑOR

Estás en cada cosa que yo toco
y en cada vida y muerte que yo veo.
Fernando Gutiérrez


Señor, vives en los nacimientos de los niños,
en la paz y en la sangre derramada,
vives en las llagas descalzas de los mendigos
que no giran llaves de puertas blindadas
o en los huéspedes de la guadaña
que se ahorcan en las jeringas.

Vives, día a día, en nuestra rosa
y también en nuestras espinas.

Vives, y eres un centinela sensible
que trasnocha en los hospitales,
que nos auxilia en las autopistas,

Sé que estás latente
en este mundo incoloro de individuos sin decoro,
con sabiduría incolora;
y que el mero hecho de mencionarte les incomoda.
Pero yo, oh Señor, te imploro,
te imploro el porqué de este pan mío
que madruga y bosteza
en el esfuerzo de los lunes enronquecidos.
Te imploro la solución al jeroglífico
de tu gracia y existencia.

Sé que eres mi padre más definitivo
aunque no encuentre
solución para tu nombre en mi pálida frente.

Pero vives. Y miro el reloj como si fuera
la bola de cristal de un adivino,
y te siento cada vez más vecino
en estos cuatro días de infancia,
adolescencia, madurez y muerte.

Señor, vives  en lo terrible y en lo divino.

Abel Santos,
de ESENCIA (Ediciones Az, 1998)









miércoles, 15 de marzo de 2017

EL COMPROMISO




con el libro de mi mujer, Angi Expósito,
Que el quererte no sea en vano.


El compromiso

La nostalgia
―incluso la del futuro―,
una vez abandonada,
no sabe regresar al kilómetro
donde empiezas de cero.

Es bien sencillo:

Sólo hay que celebrar al hombre libre
que no se quedó en un simple hombre
temeroso de llorar
al ver realizados sus sueños.

Ahora que ya no me persigo
comprendo
cuál es el problema:

Yo soy el palo, y mi ser la rueda.

Por ello, amo, te amo,
para no olvidarme.

Feliz de ser,
por fin, algo
tan concreto…
                        Nada más
que la marca, tan blanca,
de mi anillo en tu mano.

Nada más.
Y nada menos.

Inédito
© Abel Santos
Todos los derechos reservados en CEDRO


domingo, 26 de febrero de 2017

PRESENTACIÓN EN LIBRERÍA NAKAMA, MADRID


El próximo 4 de marzo viajo a Madrid para presentar mi nuevo libro de poesía Las lágrimas de Chet Baker caen a piscinas doradas, publicado en Chamán Ediciones en octubre de 2016, con prólogo de mi admirado artista Diego Vasallo, en la Librería Nakama, de Madrid.
Os espero.

Intervienen en el acto:
-José Luis Morante 
(poeta y crítico literario)
-Diego Vasallo, 
prologuista del libro (falta confirmar por motivos de agenda)
-Pedro Gascón (Editor)
-Abel Santos (autor)