domingo, 19 de marzo de 2017

ESENCIA, 1998


Sois muchos los que me habéis pedido a lo largo de estos años leer algún poema de mi primer libro publicado en 1998 Esencia. Yo contaba entonces con tan sólo 22 años, y mi escritura era diferente. Sólo decir que debo mucho a aquel libro romántico, religioso y hasta conservador. Hoy, casi 20 años después, tengo la idea de reeditarlo, ya que el amor me ha devuelto a mi esencia, la que perdí, como ya sabéis, con mi época de excesos y escepticismo.
Este libro estaba pensado para aquellas personas que luchan por algo más que gloria o fortuna, personas que como yo, de nuevo, buscan las esencia de las cosas.
Espero sea de vuestro agrado este poema que abría el libro.






SEÑOR

Estás en cada cosa que yo toco
y en cada vida y muerte que yo veo.
Fernando Gutiérrez


Señor, vives en los nacimientos de los niños,
en la paz y en la sangre derramada,
vives en las llagas descalzas de los mendigos
que no giran llaves de puertas blindadas
o en los huéspedes de la guadaña
que se ahorcan en las jeringas.

Vives, día a día, en nuestra rosa
y también en nuestras espinas.

Vives, y eres un centinela sensible
que trasnocha en los hospitales,
que nos auxilia en las autopistas,

Sé que estás latente
en este mundo incoloro de individuos sin decoro,
con sabiduría incolora;
y que el mero hecho de mencionarte les incomoda.
Pero yo, oh Señor, te imploro,
te imploro el porqué de este pan mío
que madruga y bosteza
en el esfuerzo de los lunes enronquecidos.
Te imploro la solución al jeroglífico
de tu gracia y existencia.

Sé que eres mi padre más definitivo
aunque no encuentre
solución para tu nombre en mi pálida frente.

Pero vives. Y miro el reloj como si fuera
la bola de cristal de un adivino,
y te siento cada vez más vecino
en estos cuatro días de infancia,
adolescencia, madurez y muerte.

Señor, vives  en lo terrible y en lo divino.

Abel Santos,
de ESENCIA (Ediciones Az, 1998)









miércoles, 15 de marzo de 2017

EL COMPROMISO




con el libro de mi mujer, Angi Expósito,
Que el quererte no sea en vano.


El compromiso

La nostalgia
―incluso la del futuro―,
una vez abandonada,
no sabe regresar al kilómetro
donde empiezas de cero.

Es bien sencillo:

Sólo hay que celebrar al hombre libre
que no se quedó en un simple hombre
temeroso de llorar
al ver realizados sus sueños.

Ahora que ya no me persigo
comprendo
cuál es el problema:

Yo soy el palo, y mi ser la rueda.

Por ello, amo, te amo,
para no olvidarme.

Feliz de ser,
por fin, algo
tan concreto…
                        Nada más
que la marca, tan blanca,
de mi anillo en tu mano.

Nada más.
Y nada menos.

Inédito
© Abel Santos
Todos los derechos reservados en CEDRO


domingo, 26 de febrero de 2017

PRESENTACIÓN EN LIBRERÍA NAKAMA, MADRID


El próximo 4 de marzo viajo a Madrid para presentar mi nuevo libro de poesía Las lágrimas de Chet Baker caen a piscinas doradas, publicado en Chamán Ediciones en octubre de 2016, con prólogo de mi admirado artista Diego Vasallo, en la Librería Nakama, de Madrid.
Os espero.

Intervienen en el acto:
-José Luis Morante 
(poeta y crítico literario)
-Diego Vasallo, 
prologuista del libro (falta confirmar por motivos de agenda)
-Pedro Gascón (Editor)
-Abel Santos (autor)




domingo, 5 de febrero de 2017

LOS SITIOS MÁS HERMOSOS DEL MUNDO ESTÁN EN EL CUERPO DE MI MUJER




Los sitios más hermosos del mundo
están en el cuerpo de mi mujer




En tu portal,
tus brazos se abren a un pasadizo secreto
que me lleva al dormitorio de la magia,

donde tu piel es mi libro favorito,
y en ella leo mi pasado, mi presente y mi futuro,
sobre todo mi futuro.
                                   Me habla de mis hijos,
y yo comprendo, emocionado,
igual que un dios sabe
que las oraciones de los niños
son las que tienen más fuerza.

Tu piel me dice, por ejemplo,

que tus piernas infinitas me convertirán,
al caminar juntos, en el río que cambió su rumbo,
pero cuyo destino siempre fue ir hacia adelante;

que al besar despacio tus pies
encontraré, entre risas,
el todo que no se avergüenza de parecer nada,
que en el perfume de tu vientre
descubriré la luna que ilumina, más que a sí misma,
la rosa latente de tu sexo;

que tus pequeños y dulces pechos
son las ventanas encendidas
que yo contemplaré feliz cada noche,
como el hombre que llega del trabajo y del frío
y ya no envidia las vidas ajenas,
y sube a su hogar.
                             
                              Porque tu cuerpo es
el punto en el que coinciden
la única salida del laberinto y el sitio
donde se ama;  lo terrenal y lo increíble.


Inédito
©Abel Santos 2016
Derechos reservados en CEDRO

Je t´aime.
Serge Gainsbourg & Jane Birkin

sábado, 14 de enero de 2017

NOS MIRAN MAL





Hasta el miedo es hermoso
desde que estamos juntos

Los miembros de la tribu nos miran mal,
los dueños del dinero nos miran mal,
marionetas tristes nos miran mal,
fieles y su dioses nos miran mal.
SECOND

A mis cuarenta años, mi niña,
jamás he pasado tanto miedo como hoy
que vamos, por primera vez,
a comer a casa de tus padres.

El tren bordea el domingo de la costa catalana.

Te digo: —Mira el mar, amor,
es casi tan hermoso como tus ojos, casi,
porque lleva poco tiempo en esto,
y está empezando a reflejarse en el infinito.

Con la mirada me respondes:

Si abres así tu corazón
es posible que la luz dure para siempre.

El resto de pasajeros nos observan.

¿Pero qué más da lo que piensen o digan
las malas lenguas, si se han unido
en darnos su bendición nuestras familias?

En el camino todos aprendemos
que no importa si el ángel que nos cuida
tiene hijos, otro color de piel, veinte años más,
o catorce años menos, como tú,
si ese ángel es el amor de tu vida.

Porque si nos queremos tanto que duele
tenemos que querernos todavía más
para que así no nos duela;

y vivir, vivir hasta el último aliento,
igual que el poeta quema todas las opciones.


Inédito

©Abel Santos 2016.
Derechos reservados en CEDRO



jueves, 8 de diciembre de 2016

PRE-ESENCIAS





PRE-ESENCIAS

La esencia rápida del amor
es encontrarte, conocerte,
regenerarse, preferir
dar un solo paso hacia la muerte
antes que andar toda una vida
con nostalgia de ti.

La esencia lenta
es cortar, de repente,
toda una vida contigo,

salir,
beber,

el rollo de siempre,
no casarse ya con nadie,
acostarse solo con la muerte,

vaciar el mar con nostalgia de ti.


de LAS LÁGRIMAS DE CHET BAKER
CAEN A PISCINAS DORADAS.
Prólogo de Diego Vasallo.
Chamán Ediciones, 2016.
Ya a la venta en librerías.





lunes, 7 de noviembre de 2016

LAS HORAS EN BUENA COMPAÑÍA


Público asistente a la presentación
en Librería Les Hores
del nuevo poemario de Abel Santos
"Las lágrimas de Chet Baker
caen a piscinas doradas."

El poeta Abel Santos y Pedro Gascón,
editor de Chamán Ediciones.


El pasado sábado 5 de noviembre tuve el placer de presentar mi nuevo libro de poesía en inmejorable compañía. Pedro Gascón, editor de este mi quinto poemario, viajó desde Albacete para acompañarme esa tarde llena de amigos, familiares y buenos conocidos, entre ellos Antonio Santiago y Conchi, de la asociación Tots Som Santboians, Diego Garnica y Anna Otero del colectivo de artistas Retalls d'Art, mis camaradas Jesús Vera y Alfredo Segarra, el poeta Cysko Muñoz, y la siempre càlida presencia de mi familia y mi chica la poeta Angi Expósito.
Me queda por siempre el recuerdo de esta tarde que pasamos con sentido del humor y desenfado, porque la presentación de un libro no tiene porqué ser un cliché monótono y solemne.
Gracias a Sergi de Librería Les Hores de Sant Boi por brindarme su espacio y a todos los asistentes.
Dejo algunas fotos de ese día, que van desde el café antes del evento, así como instantes del mismo, y la posterior cena entre amigos en el local Rockabilly Southern Restaurant de Sant Boi.

Salud a todos.
Nos vemos pronto,

Abel Santos


Tomando el café.
Plaza del ayuntamiento


Pedro hablando de nuestra común admiración por Diego Vasallo,
prologuista del libro.


El camarada Alfredo Segarra
leyendo un par de poemas
de mi anterior libro JASS.


Alfredo siempre tiene alguna sorpresa para mí cuando viene a mis lecturas:
esta vez un retrato a carbón del irrepetible
Chet Baker y su trompeta.

Concentrado en la firma de libros,
me gusta hacer poesía
también en las dedicatorias.
El público revuelto por hacerse con un ejemplar

Cola para la firma de libros

Sigo concentrado en las dedicatorias

Charlando

a mi derecha Teresa Creus, con un ejemplar de mi libro.
A mi izquierda, cerca del corazón,
mi chica Angi Expósito.

Teresa y Angi


Las firmas no acaban


Mi camarada Jesús Vera
y mi amor Angi Expósito

Y siguen las dedicatorias


Leyendo algunos poemas inéditos
del nuevo libro que ya estoy escribiendo.

Celebrando el día
en el Southern Restaurant
de Sant Boi.
Buena comida a ritmo de Rockabilly