domingo, 14 de julio de 2013

EN LA CIUDAD DEL PECADO





EL POETA ES UN ANTIHÉROE DE FRANK MILLER


para Fernando López Guisado,
compañero de armas



Me encantan los matones
-que se ríen de la poesía-. Puedes hacerles
-sobre todo sobre la página- cualquier cosa
sin ningún tipo de remordimiento:

romperles los güevos
con la palabra minimalismo, y quedarte,
bajo la lluvia que limpia el pecado,
con todas sus gabardinas cojonudas.

Van a pagar muy caro
lo que te han hecho, mi diosa fatal y dorada.
Todavía me pregunto
cómo te fijaste en un tipo como yo.
Voy a hacerles sufrir
tan lentamente que desearán
no haber conocido nunca la palabra poeta.

Aunque después tengan que freírme el alma
en la silla eléctrica de la Academia.


Abel Santos, 


Marv y Goldie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

comentarios