lunes, 13 de abril de 2015

SATORI EN MADRID











SATORI EN MADRID


Una vez más me dedicaba a concentrarlo todo
en el simple, intenso pero milenario “Ajá”.
Jack Kerouac


Encontré
un libro sobre el Tao en una biblioteca
hablaba de dinastías y enumeraba una larga lista
de nombres orientales
que no conseguían orientarme
en lo que de verdad importa:

trazar en la vida círculos más perfectos
que con la ayuda de un compás

aquél volumen de hojas muertas tenía
de taoísmo
lo mismo que ese rancio ejemplar de filosofía
que leía aquel personaje de Poe
en su poema El Cuervo

la culpa era mía
por buscar fruta fresca en un árbol
genealógico

nevermore
decía el viento
golpeando
en mi pecho

así que tomé en préstamo
un viejo disco de Bix Beiderbecke

porque El chico de la trompeta
es una de mis novelas preferidas
y Clarinet Marmalade es una buena canción
para escuchar en la carretera

«la trompeta
incluso cuando hay virtuosismo
tiene un sonido que a veces resulta
cómico»

me dijo ella entre risas
y nos perdimos en Gran Vía
(ese mapa de luces y teatros)
y el pájaro azul del corazón
consiguió llorar
de alegría
libre ya de
plumas
negras

trazando círculos cada vez más hermosos
de compás en compás.


Abel Santos,
de JASS, próximamente en
Ediciones Tuertas.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

comentarios