domingo, 7 de enero de 2018

LA PALABRA




La palabra
Y en esa antigua guerra en que el relevo
de la vida es la vida
pierde acaso la muerte una batalla.

Vicente Gallego



Me encantan los lugares vacíos
porque en ellos uno sólo tiene que preocuparse
de su propia cabeza hueca.
Por eso amo los escenarios y las páginas en blanco.

Entre cielo e infierno está el vacío,
y en ese vacío, el arte.

Entramos en el bar donde se celebra
el Slam de Poesía del Baix Llobregat
en el que esta noche participas.
Y una canción resuena en mi cabeza:

El mismo bar. Distinta gente.
Las mismas cosas en un lugar diferente…

Aunque eres joven,
aún no has terminado tu poema
y nuevas generaciones de poetas
ya esperan detrás de ti, y no los ves venir,
y no les hueles ni el humo; este humo tan parecido
al que yo tuve en su momento
adueñándome de la vida,
cuando estrenaba mis primeros recitales
y publicaba las primeras páginas de versos.

Te han eliminado en la primera ronda
―te digo, de camino a casa―,
pero sigue, inténtalo otra vez, y recuerda:

El juego de las palabras sólo es un juego
en cuanto creemos que ganamos algo distinto:

Los poetas de slam
luchan contra las risas sordas
que llegan del fondo de la barra.
Los poetas de libro
luchan contra la sonrisa irónica
en las librerías del silencio.
Escribir hablando. Hablar escribiendo.
Los dos actos, amor, son lo mismo:
La lucha. La poesía.
Y en el centro de todo, la palabra.

Dos movimientos distintos
del mismo péndulo.

© Abel Santos
Todos los derechos reservados en CEDRO



No hay comentarios:

Publicar un comentario

comentarios