sábado, 2 de mayo de 2015

MANZANAS DE TÁNTALO



CÓMO AFRONTAR LA PÁGINA EN BLANCO

para Marisa Piñón Gil


Una amiga escritora
—que hace tiempo que no me escribe—
leyó estas mismas palabras
en una de esas revistas de técnicas de escritura
y no consiguió ir más allá del título de marras:

Cómo afrontar la página en blanco.

Lo último que sé de ella y su trabajo
es que se dedica a vender electrodomésticos
—un trabajo honrado en todo caso
para ir tirando sin hacerse demasiadas preguntas—.

Es el rumor del frigorífico en la noche del insomne,
que escucha Juan Bonilla en su poesía reunida.

Yo ante mi nevera vacía
de reponedor de hipermercado a tiempo parcial
(de lunes a sábado, domingos incluidos si es Navidad,
por 4 euros con 56 céntimos brutos la hora),
como ya no puedo poner toda la carne en el asador,
hojeo mi cuaderno personal de notas
y me engancho al despojo
de algún raído verso en crisis.

Y escribo un título: Manzanas de Tántalo.

Seguido de estos versos:
«Hoy cumplen años tumbas y enigmas,
y la imagen de España hasta donde podemos recordar.
Sales a la calle, al inframundo, y no se acaba
el temor repartido de platos vacíos, niños sin postre,
cómo afrontar la vida en un banco.
La abundancia, el porvenir, la confianza,
esos frutos que se retiran
cuando tu mano los quiere alcanzar».

Y me pregunto si este poema llegará para todos
cuando lo lleve a la próxima tertulia.
Ahora que sólo nos viene alimento,
algo delicioso a la cabeza.

©Abel Santos




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

comentarios