sábado, 16 de mayo de 2015

LA MÁQUINA DEL TIEMPO







LA MÁQUINA DEL TIEMPO



Estamos unidos unos a otros por esas máquinas;
hay días en que ese hecho me produce una verdadera felicidad; 
otros, en cambio, una sensación de ahogo…

David Foenkinos


Me retiré de todas mis cuentas pendientes
                                                              del vacío
en las redes sociales.

Mi baile con el lenguaje era mecánico.
Quería volver a esa época en la que había
algunas señales entre nosotros,
ser
un librepensador,
un niño,
un vitalista;

formar parte de las criaturas del azar,
del conjunto que da sentido
a todas las cosas solitarias;

y en la calle, toparme con el rostro del amor
o de algún viejo amigo.

Ahora tengo presente que la vida te da
algo distinto cada mañana,
y que para viajar en el tiempo
no es necesario
crear una máquina imposible,
y encenderla.

Sólo hace falta
apagar
unas cuantas
de ellas.

©Abel Santos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

comentarios