domingo, 31 de agosto de 2014

AUNQUE TÚ NO LO SEPAS






CADA DÍA MÁS FLACOS
Con las manos tan llenas, cada día más flacos.
Enrique Urquijo


Aunque tú no lo sepas
sigo mirándote. Me asomo a la ventana
de la casa de los corazones rotos
y he visto pasar a una pareja de ancianos.

Éramos tú y yo bajo el sol
con las manos llenas todavía de sueños.

Yo seguía siendo poeta.
Llevaba un bastón para el camino
y unos papeles bajo el brazo,
cerca del corazón. Tú seguías vigilando mi tabaco
y mi espalda encorvada,
saludabas a los perros en la calle y mirabas
ofertas de casas para nuestros hijos
en los perezosos escaparates
del domingo por la tarde.

Lejos de este domingo de hojas secas
donde Abel Valiente se hace cobarde
y llora este poema ante el espejo
que nos proyectaba calle arriba.

No como ahora, amor,
que lentamente anochece calle abajo,
que lentamente nos decimos adiós,
cada día más flacos.


Abel Santos.
poema incluido en la antología VOCES DESDE EL LABERINTO,
(Parnass Ediciones, 2013),
y en DEMASIADO JOVEN PARA EL BLUES,
Antología personal 1998-2014
Eirene Editorial.
Noviembre en librerías.





.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

comentarios