lunes, 29 de julio de 2013

LA DESAPARICIÓN





LA DISPARITION



Simplificar el ansia excesiva de vida
a la mínima expresión.

Volverse uno sencillo,
irrompible,
como la partícula de aire
ante el espejo de agua de un mundo
interior.

No tener química
con la decadencia.

Lejos del sí.
Lejos del no.

Muy lejos, con suficiente
silencio.

Lejos de mí.
Lejos del yo.

Material
pero sin mancha alguna de materia,
como en ese poema
de Carmen Jodra Davó.

Sin poder ser
seducido
o
abatido
en un efecto dominó
por la muerte.

Pero no desapareceré.
No al menos como yo quiero:

El 10% de la mente en uso
-corregido y aumentado-
se empeña en que hay que disparar
el número de joyas y de egos.

Un final que le viene
como anillo al dedo
al absurdo delirio que gira
ahí
fuera. 

Ya viene el enfermero
para darme la Zyprexa.
© Abel Santos 2009




7 comentarios:

  1. Genial Abel, aveces, el ir por la vida contanto apremio, tambien nos da algunas recompensas. Mira tu por donde por leer sin pararme a mirar como tantas veces. esta vez, me permitio descubrirte, Me gusta este sitio, tu sitio. Gracias por compartir, gracias por dejarte descubrir, gracias por estar al descubierto. Lo dicho, feliz desaparición...

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga Victoria. Como ves en mi cruce de caminos converge siempre la sinceridad. Es un placer encontrarte en esta carretera de música y poesía. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Certeros y degustables versos,
    nos leemos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Un placer recibir tus palabras acerca de mis versos.
    Nos vemos en el camino, Jorge.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un placer recibir tus palabras acerca de mis versos.
    Nos vemos en el camino, Jorge.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu manera de poetizar tan visceral como autentica sin tules para disimular una realidad que aveces resolla. Mañana ire a comprar en la libreria Les Hores, tu libro todo descansa en la superficie i el de Joan Masip pequeñas historias para ti, seran mi regalo en estas fiestas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Enrique por tus palabras. Joan Masip es una gran persona, y buen compañero en las letras. Yo también tengo ganas de leer su libro.
    Espero firmarte mi Todo descansa en la superficie. Será un placer.
    Felices fiestas.

    ResponderEliminar

comentarios